7 jul. 2017

Mucho ojito

Este último mes mi ojo derecho ha decidido dar un golpe de estado, desprendiéndose del cuerpo vítreo posterior y rasgándome finalmente la retina. Ya la primera visita fue pura diversión, con su preámbulo de gotas “que no pican” seguidas de gotas “que sí pican”. La revisión consiste en abrir el párpado al estilo de La naranja mecánica y pegar una lente directamente al ojo (no sabría decir de qué focal ni su luminosidad).